sábado, abril 22, 2006

Con sabor a nada

Reparto de puntos en el parque de la Pingüinera entre NOB (No Olvidar Bufanda) y San Lorenzo. En definitiva, a ninguno de los dos le sirve esta igualdad, más bien los aleja de sus objetivos. El del local, pelear la punta y el del azulgrana, ingresar a las copas de la próxima temporada.

En el arranque, se respetaron bastante y no hubo grandes emociones en los arcos, siempre con Newell´s tomando la iniciativa ante un visitante demasiado cauteloso, apostando al pelotazo para Ulloa como recurso primario, pero nunca efectivo. Casi ni pateó San Lorenzo al arco en esa primera parte y su rival no lo hizo tampoco en demasía, pero la segunda parte mostraría lo mejor de este cotejo...

Y es que los leprosos salieron con más orden y actitud, hecho que les permitió ponerse en ventaja a los 11 minutos por intermedio de Belluschi, que sacó a pasear al veterano Montero (completó un partido entero!!!) con un sombrero impecable y sin dejarla picar sacó un zurdazo que venció la estirada de Orión. Era justicia hasta ese instante. Pero al minuto, y mientras todo el estadio festejaba, una descarga de Acevedo para Barrientos en el anillo central, la devolución del Pitu de espaldas para el pibe de San Justo (lo marcamos en el post de ayer, acierto Carasucia, modestia aparte) y el derechazo violento que se clava en el ángulo de Villar para rápidamente poner tablas en el partido. Tuvo alguna llegada más San Lorenzo, pero sin profundidad, en cambio Orión tuvo trabajo y fue el responsable de que el Ciclón se traiga un punto de Rosario, que viendo los resultados no sirve de mucho. Se equivocó Ruggeri al dejar a Ulloa solo arriba, eso lo corrigió en el entretiempo, al mandar a la cancha a Peirone por un intrascendente Ferreyra, que fue superado siempre por su sector y en ataque no aportó nada de lo que puede dar. Ojo que el rendimiento del equipo no varió en absoluto, fue discreto como el partido en sí.

Ahora a trabajar en la semana y esperar lo que suceda mañana con el resto de los partidos, mientras tanto el próximo Viernes se viene Banfield en casa, otro que pelea por las copas. Es fundamental hacerse fuerte en el Nuevo Gasómetro para tener alguna mínima esperanza, cosa que viendo la realidad, estamos perdiendo de a poco...ah, y para terminar, un chiste (o no): se destinará alrededor de u$s 500.000 para reforzar el plantel del próximo torneo...¿y los diez palos de Guil? ah, está invirtiéndolos en cómodas cuotas, no sean mal pensados...