martes, junio 27, 2006

hospital

Lucho González mejora en forma acelerada de una lesión y podría por lo menos estar en el banco, mientras que Nicolás Burdisso sigue en duda para el choque del viernes ante Alemania por los cuartos de finaL.

"Mejoré mucho, pero aún me falta un poco para estar diez puntos", dijo González tras un entrenamiento de Argentina y en medio de compatriotas que le pedían un autógrafo.

"Me siento en general bien y con muchas ganas de jugar", agregó el volante del Porto de Portugal, quien sufrió un edema muscular en su pierna izquierda, que lo obligó a salir a los 17 minutos en la goleada 6-0 ante Serbia y Montenegro, en la primera ronda.

El médico del plantel Donato Villani dijo que "el equipo está entero. Sólo hay que seguir la evolución de Burdisso, porque González viene muy bien".

Burdisso, defensor del Inter, sufrió ante Holanda un esguince en el ligamento interno de la rodilla derecha que lo marginó del encuentro ante México, en el que fue reemplazado por Lionel Scaloni.