lunes, mayo 22, 2006

No le hagan la Cruz


Está bien, no es carismático, no es habilidoso, tiene perfil recontrabajo, pero por algo formó parte de los últimos tres procesos de la selección. Claro que a diferencia de los dos anteriores, esta vez no lo va a ver desde afuera, sino que merced a una gran temporada en el Inter, Julio Ricardo Cruz cumplió su sueño y representará a la Argentina en un mundial. Veamos por qué el "Jardinero", apodo que el odia y que se ganó por cortar césped en Banfield, hizo una carrera que le permite a los 31 años llegar a Alemania...

Santiago del Estero lo vió nacer el 10 de Octubre de 1974. Inició su trayectoria en Temperley a los 8 años, pero al quebrar el club, debió buscar su destino en Banfield, en donde saltó a la fama. Debutó el 3 de Marzo de 1994 ante Buracán con empate en 3. Su primer gol fue ante Juniors el 4 de Septiembre de ese año y Banfield ganó por 2-1. Su producción goleadora no pasó inadvertida para Ramón Díaz, que aconsejó su compra y en 1996, Cruz pasaba a River, en donde se consagraría campeón del Apertura 96 y Clausura 97. En ese mismo 1997 debutaría en la selección ante Bolivia en La Paz, pero no fue una linda experiencia para Julio, al contrario, el partido fue un escándalo y Cruz finalizó cortado "accidentalmente" en su pómulo. Algunas declaraciones post partido no muy claras hicieron que Cruz no fuera convocado en el resto de la era Passarella, pero no todas eran pálidas para el santiagueño...

30 partido y 18 goles le alcanzaron a Cruz para ser transferido al Feyenoord de Holanda en 1997. Permaneció allí hasta el 2000 y marcó 44 goles en 87 cotejos. El Bolonia puso sus ojos en Cruz y sus goles se mudaron a Italia. En el equipo azulgrana jugó hasta 2003 88 partidos y señalando 27 goles, cuando el Inter lo contrató para reforzar su ataque. Muchas veces criticado desde varios sectores del periodismo, ha respondido siempre, pese a no ser un delantero vistoso, cumple perfectamente con lo que los entrenadores le piden: ni más ni menos que goles. Con Inter lleva 70 partidos y 27 goles, siendo este 2006 su mejor año, pese a ser suplente de Adriano en varios partidos se las ha ingeniado para ser el hombre gol de la escuadra "nerazzurra".

Con la selección ha disputado 13 partidos internacionales y ha señalado 2 goles. Son números que no dicen mucho, pero Cruz ha estado en tres eras diferentes y por algo es. Preguntamos ¿Habrá canjeado las millas acumuladas en tantos viajes al dope por este pasaje? Lejos de cualquier ironía, su presencia es una sorpresa para todos, creemos que para él también, ya acostumbrado a ser convocado y luego dejado de lado...este llamado es un premio a la trayectoria ¿áerea? ¿o futbolística? hmm...no le hagamos la cruz, seamos piadosos esta vez. Llega en un gran momento y puede ser un recambio válido para cualquier delantero. Que tenga mucha suerte...