miércoles, mayo 24, 2006

Chico pero maduro


Todo fue vertiginoso para Esteban Cambiasso. Ya desde pequeño los que saben de inferiores se atrevían a vaticinar que ese chico rubio y de tranco elegante llegaría a cosas grandes en el fútbol. Y no se equivocaron en lo más mínimo...

Esteban Matías Cambiasso nació en la Capital Federal el 18 de Agosto de 1980. Con sólo 15 años integró el seleccionado sub 17 que obtuvo el tercer lugar en el mundial de la categoría en Ecuador, allí surgió su nombre y el asombro de todos, ya que daba dos años de ventaja en edad. Ya en 1996 integró el seleccionado sub 21 que fue al torneo de Toulón, y a la vuelta, nada menos que el Real Madrid hizo una oferta por él y su hermano Nicolás. Fue conflictiva su salida y el padre de Cuchu hizo uso de la patria potestad para poder viajar a Madrid a integrar el equipo filial merengue. Integró el filial del Real durante dos años para retornar a Argentina...


Independiente fue su siguiente club por espacio de tres temporadas, cedido por el Real, que quería verlo en competencia exigente. Un gran rendimiento tuvo Esteban en Avellaneda y eso provocó que el Madrid lo llamara, pero ahora querían que jugara en algún equipo de Europa. Cambiasso prefirió permanecer en el país y River consiguió hacerse con su ficha por un año, a mediados de 2001. Allí fue Campeón del Clausura 2002 y eso le valió el llamado para integrar, por fin, el plantel de los "galácticos". Dos temporadas en Madrid sin afianzarse plenamente hicieron que ante el interés del Inter de Milán en 2004, el rubio volante mudara su fútbol a la península. Hasta el día de hoy es uno de los jugadores fundamentales del equipo "neroazzurro". En esta última temporada jugó 30 partidos y marcó 5 goles.


Con la Selección lleva disputados 18 partidos internacionales, debutando el 20 de Diciembre de 2000 ante México, con un gol convertido. Casi con seguridad ocupará un puesto como titular, dado el gran entendimiento que tiene con José Pekerman, a quién conoce desde muy pequeño, y sin temor a equivocarnos, podemos decir que Cambiasso es el intérprete de la idea futbolística del entrenador.