domingo, marzo 26, 2006

¿Algo podrido huele en Avellaneda?

Ojo amigos cuervos, si bien la empresa rival del próximo Martes viene a los tumbos, vale la pena señalar este dato a tener en cuenta para ir prevenidos al inmueble construido por el gobierno de Perón, a saber:

- El árbitro del partido, Angel Sánchez, se despide del referato justo en este cotejo, nominación que no es casual a nuestro juicio. Pudiéndole haber dado otro cotejo sin compromisos, se lo designó para un clásico en el que hay muchas cosas en juego, en especial para el dueño de casa... sabemos que a este señor le gusta figurar, y no es de extrañar que haga alguna de las suyas para favorecer a Blanquita, que lucha por no caer en la promoción. Otra maniobra más de la cofradía AFA- TYC, y van... cuando nos metan la mano en el bolsillo, no se extrañen...